You are here

Educar a alguien es conseguir que no piense sólo en su propio interés

Cuando hablamos de educación hoy en día, pensamos casi exclusivamente en la idea de instruir, de impartir conocimientos. Pero se trata de una visión restrictiva y distorsionada de su significado original. La educación consistía ante todo en transmitir una serie de valores que debían hacer al individuo honorable, digno de confianza, valiente o leal. Esta visión de la educación está ahí para permitir que el individuo se integre en el cuerpo social.

En esencia, se trata de garantizar que los intereses del grupo dominen a los del individuo en la mente del propio individuo, mientras que en realidad permite la preservación del individuo. Por tanto, al ser aparentemente altruista se satisface una necesidad egoísta. Si todos los individuos de un grupo se mantienen individualmente, es porque han situado al grupo en el centro de sus preocupaciones. Por el contrario, todos los individuos de un grupo que quisieran salvarse egoístamente satisfaciendo sólo sus necesidades individuales y descuidando sus obligaciones sociales se expondrían a dos castigos: la desaparición del grupo y, en última instancia, una amenaza para su integridad como individuos.

Un grupo cada vez mayor

Las preocupaciones medioambientales y humanistas responden a esta misma necesidad indirecta de preservar al individuo. Si me preocupo por el medio ambiente, no es por altruismo absoluto, al menos inconscientemente, sino todo lo contrario. Es por una conciencia más o menos evidente de que lo que rodea al hombre y a fortiori a la sociedad (lo que le rodea, por eso hablamos de medio ambiente) tiene un impacto directo sobre el grupo humano y los individuos que lo componen.

La educación debe ser la síntesis de los conocimientos y comportamientos necesarios para la subsistencia

La ciencia y la tecnología fueron antaño los principales campos de la educación, en parte por la necesidad de formar en masa a los cuadros de una economía industrializada. Un énfasis en la ciencia aumentaría las posibilidades de producir prodigios científicos y capataces eficientes que pudieran diseñar los inventos del mañana (y supervisar eficazmente a los trabajadores) que podrían ayudar al país a ganar ventaja sobre otras naciones. Esto es especialmente cierto en el caso de potencias como Alemania, que han basado su éxito en su industria pesada. Inglaterra, en cambio, debido a su geografía insular, tenía más espíritu empresarial y comercial entre sus gentes, lo que le habría permitido obtener inmensas riquezas de sus conquistas y alianzas militares. Así pues, todo lo que se nos ha enseñado contribuye a la conservación de un grupo humano. A medida que la noción de grupo evolucionaba gradualmente de la familia, al clan, a la tribu, a la nación y luego a toda la humanidad, los conocimientos enseñados evolucionaban.

Los distintos niveles de subsistencia

Las necesidades del clan son bastante simples: comida y defensa. Saber capturar calorías (cría, agricultura, incursiones, etc.) para traerlas de vuelta al grupo es importante, al igual que la capacidad de defenderse. Por eso, la educación de los clanes es muy a menudo marcial.

La necesidad de transmitir conocimientos para salvaguardar al grupo en su conjunto

En la actualidad, sigue habiendo impulsos clánicos y tribalistas que se supone que protegen a los clanes y tribus de los que proceden. Estos mismos deseos nacen a veces de la reacción a corrientes de ideas que tenderían a destruirlos, o al menos a destruirlos, en una masa informe. Así, las corrientes ecologistas pueden considerarse una amenaza porque conducen al olvido de la propia noción de nación y de las particularidades territoriales sobre las que se han asentado. La ecología tiende a ver el mundo sin fronteras y a la humanidad como una e indivisible. Sin embargo, esta no es la opinión de todos los pueblos que asumen y reivindican sus especificidades. Por tanto, es normal que estas corrientes de pensamiento choquen.

La necesidad de que las élites den ejemplo

No se puede gobernar sin autoridad moral, de lo contrario es necesario el uso de la fuerza. Cuando las élites son corruptas, es imposible prevenir realmente la corrupción en todos los niveles de la sociedad, por lo que es esencial encarnar el comportamiento que queremos encontrar en todas partes.

Depredación frente a cultivo

La civilización siempre se ha opuesto a los bárbaros por el hecho de que era capaz de producir ella misma lo que los bárbaros necesitaban robar. Otra forma de verlo sería decir que la civilización es también una forma de saqueo organizado. Cuando Roma invadió la Galia, no lo hizo por generosidad civilizatoria, no, fue sobre todo para crear una vía de paso hacia su colonia ibérica y apropiarse de parte de las riquezas favorables a su desarrollo (tierras, esclavos y recursos de todo tipo…). Si Roma no es bárbara por definición, no deja de ser un formidable proyecto para monopolizar los recursos en torno al Mediterráneo. Además, no creo en una diferencia de naturaleza entre el comportamiento de los bárbaros y el de los civilizados. Ambos tienden a acaparar recursos. La diferencia es su relación con el tiempo y su eficacia. Una civilización es mejor a largo plazo para explotar el trabajo de la gente, mientras que los incursores nómadas nunca pueden industrializar realmente sus métodos. Si quieren escalar, tendrán que recurrir al imperio y, por tanto, a la civilización que conlleva.

El bien común sólo tiene sentido cuando, en última instancia, sirve al propio interés del individuo

¿Cómo explicar la reticencia de algunos miembros de una comunidad a seguir las normas? La mayoría de las veces, esto se debe a la falta de comprensión de que las normas comunes están ahí para servir a todos. La no sumisión a las normas es potencialmente una de estas cosas: el individuo se siente ajeno al grupo que le acoge y manifiesta su carácter exógeno no sometiéndose a ellas; o no ha asimilado las razones de la sumisión a las normas, en cuyo caso carece de educación.

La educación es un reflejo de la lealtad

En resumen, no existe el individuo sin educación. Simplemente hay educaciones que son contrarias a la moral del grupo al que pertenecen. Educarse es desarrollar una lealtad a una comunidad que, en principio, garantiza nuestra subsistencia. Alguien que ha aprendido a robar en el seno de su familia, por ejemplo, se convertiría de hecho en un enemigo de una comunidad en la que el robo está prohibido. Entonces tendría que elegir entre continuar con sus prácticas familiares y perder la oportunidad de unirse a un grupo mayor, o abandonar el hábito y ser potencialmente excluido de su familia. En general, el mundo está bien hecho para que las normas familiares estén en consonancia con las normas de grupos más amplios (país, grupo religioso, etc.).

Para crear un modo de paz y armonía, habría que crear una lealtad irresistible a un modelo que proteja al mayor número de individuos y especies

¿Por qué algunas personas se resisten a las llamadas de la civilización? Probablemente porque consideran que su nueva lealtad les daría menos seguridad o beneficios. Tomando el ejemplo de las castas en la India, ¿por qué la gente sigue casándose dentro de la misma casta aunque el concepto de casta se haya abolido oficialmente? Simplemente porque la gente cree que el Estado no les protegerá tanto como su familia (o casta en un sentido más amplio). Si violan el matrimonio intracasta, se enfrentan a graves consecuencias, ya que la mayoría de las veces su familia los rechazará, lo que puede sumirlos en la indigencia si pierden su trabajo u otras cosas. Si el grupo más grande no puede proporcionar las mismas protecciones (seguridad, reputación, trabajo, relación con lo sagrado y trascendente, reproducción, etc.), no será elegido por los grupos más pequeños.

Crear un grupo atractivo

Para animar a todo el mundo a comportarse de forma altruista y benevolente con todos los seres humanos e incluso con las especies, es necesario crear una narrativa adecuada y garantías tangibles de que se satisfarán todas las necesidades del individuo. ¿Qué sentido tiene, por ejemplo, permitir que la gente satisfaga su necesidad de trascendencia cuando somos incapaces de alimentarla?

Para cambiar masivamente el comportamiento de las personas, por ejemplo para que sean más respetuosas con el medio ambiente, su cambio de comportamiento tendría que ser más beneficioso para ellas en total: por ejemplo, tendrían que ganar más dinero, ganarse el respeto, conocer gente, mejorar su autoestima, etc. Esto sólo será posible cuando el mundo haya adquirido un nivel de desarrollo suficiente. Esto sólo será posible cuando el mundo haya alcanzado un nivel de desarrollo suficiente. El desarrollo moral puede ser a menudo una consecuencia del desarrollo económico o tecnológico. ¿Por qué Estados Unidos abolió la esclavitud? No fue por caridad, sino porque un país industrializado es más productivo si utiliza fábricas en lugar de una mano de obra masiva. La producción sin mecanización no es óptima. Esta es en parte la razón por la que países como Yemen y Arabia Saudí abolieron formalmente la esclavitud a finales de la segunda mitad del siglo XX; por desgracia, aún se practica. La riqueza resultante de la industrialización conduce a una mejora de las condiciones de vida humanas.

¿Cuáles deben ser las condiciones de vida que permitan una conciencia humanista y ecológica?

En resumen, el mundo entero debería adquirir un nivel de desarrollo al menos igual al actual de Dinamarca. ¿Por qué los países escandinavos son iguales? En parte porque han permanecido paganos más tiempo que los demás. Las sociedades paganas de la Edad Media estaban menos jerarquizadas que las sociedades feudales católicas de Europa Occidental. Más allá de esta dimensión cultural, hay una realidad: los países escandinavos tienen más riqueza per cápita que la mayoría de los países europeos. Esta riqueza crea mayores valores igualitarios.

En resumen:

La educación tiene un papel fundamental en la sociedad. Es el signo de su lealtad. Para prever un momento más inclusivo, hace que el mundo sea más rico per cápita.
Quien se educa, lo hace para unirse a una lealtad que le reporta más beneficios que su familia o su tribu. El interés colectivo está al servicio del interés personal.

Related posts

Deja un comentario