You are here

Las 3 etapas del conflicto

camléon

Lecciones de krav maga aplicadas a la vida real.

Las artes de la guerra nos enseñan la vida. La vida nos enseña el arte de la guerra.

Hay algunas habilidades que nos encantaría limitar a la formación, saber defendernos de un ataque físico es una de ellas. Pero, como sabes, cuando estás mejor preparado para la guerra es cuando tienes más posibilidades de evitarla. Así que aprendamos juntos las lecciones de la práctica de las artes marciales. Todos son diferentes en su enfoque, filosofía o practicidad. Porque cada uno de ellos tiene algo que enseñarnos para afrontar una forma de conflicto de la mejor manera posible.

Tal vez haga una serie de publicaciones destacando un arte marcial, ya veré si tengo suficiente que decir.

Estas son algunas lecciones que he aprendido de mi práctica de Krav Maga: observar, anticipar, evitar si es posible, si no sorprender y salir del peligro

Aunque originalmente se consideraba un arte marcial ofensivo, hoy en día se asocia fácilmente con la idea de la autodefensa, después de todo la mejor defensa es el ataque. Veamos la estrategia que se aconseja ante el peligro o la percepción de una amenaza. Hay que ir paso a paso. Si hay algo que hay que recordar en el Krav Maga, es que lo más importante ocurre antes del altercado, un poco como un jugador de ajedrez que coloca sus piezas en el tablero para dar jaque mate al rey contrario. Todo está en la preparación, el resto es importante, pero si el primer paso está bien hecho, te aseguras un resultado favorable.

Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo, aunque tengas que luchar en cien guerras, cien veces saldrás victorioso. Sun Tzu

Este consejo debe servir de reflexión en tu vida diaria y en tu relación con el conflicto en general.

Conflictos percibidos

Observar como un camaleón
La conflictividad suele materializarse en disputas que se observan y son premisas potenciales para la escalada. Esta es sólo la etapa de observación. Cuando se observa un desacuerdo con alguien, ya sea por intereses divergentes o por puntos de vista diferentes sobre un tema, no es necesariamente estratégico insistir en ello. Las peleas suelen ser egoístas y sólo sirven para halagar a quien las busca. Evita esta trampa inútil; es mejor alejarse de las personas que sólo encuentran satisfacción en la hostilidad. La mejor manera de afrontar un conflicto es anticiparse a él, y en la mayoría de los casos esto permitirá evitar el problema. Si no te has anticipado bien o no puedes evitar el conflicto, llegarás al paso 2, que es crucial y puede ser una trampa para muchos.

Tensiones: intimidar, hacer que el oponente se niegue a escalar

En muchas situaciones, los protagonistas se detienen en un punto de tensión que propaga una atmósfera pesada. En este punto se suele utilizar la estrategia de la intimidación: convencer a la gente de la propia superioridad para disuadir al adversario de tomar las armas. Esta estrategia es efectiva en individuos que carecen de confianza en sí mismos, pero es arriesgada con individuos más experimentados. La idea es que no nos dejemos atrapar en esta situación que se nos impone cediendo a la intimidación. Si ves que te faltan al respeto abiertamente, no debes quedarte en esta situación intermedia, sino dar el siguiente paso, que es el conflicto abierto. En estas circunstancias, se quitan las máscaras y es la persona más combativa la que suele ganar. La mejor estrategia que se puede adoptar ante el acoso es la indiferencia, o al menos la falta de miedo, para indicar que se está muy preparado para pasar a la siguiente fase y que si el adversario le lleva hasta allí, tiene mucho que perder.

Sobre todo, esta etapa no debe alargarse demasiado, ya que podría provocar un agotamiento innecesario. O te las arreglas para salir adelante sin problemas, o tienes que aceptar la escalada. Sólo hay dos soluciones: acabar con la tensión con calma o prepararse para el ataque.

Estalla la guerra: se despliegan todos los medios para ganar

Ahora no tienes más remedio que lanzarte a la arena. Has utilizado tus poderes de anticipación y persuasión, pero no se puede hacer nada. Ahora tu cerebro reptiliano tomará el control. Lo que funcionará son los miles de movimientos que has aprendido en el entrenamiento, no la última técnica que te enseñaron la semana pasada. Su cerebro reptiliano ha grabado los movimientos corporales más automáticos para defenderse. Ahora domina la parte más animal. Sin embargo, lo ideal es que una persona entrenada tenga una mente tranquila o incluso relajada en las situaciones más estresantes para superarlas mejor.

Último consejo:

Debemos fingir debilidad, para que el enemigo se pierda en la arrogancia. Sun Tzu

Hay que saber cultivar una imagen engañosa, pero depende de la estrategia que se ponga en marcha. Si vives en un lugar donde todo el mundo se conoce, es mejor construir una reputación sólida, para que la gente evite molestarte en el futuro. Por el contrario, si vives en un entorno cambiante donde el anonimato es la norma, no es mala idea ocultar tus puntos fuertes de alguna manera. Siguiendo con la idea de la sorpresa, es mucho más efectivo sorprender porque te han subestimado que sobreestimar. No te metas en líos, muestra tus verdaderos colores. Sin embargo, si ves que no tienes más remedio que salir a la palestra, pon tu corazón y tu alma para enfrentarte a tu enemigo. Para poder hacerlo, nunca debes dejar de entrenar, para estar siempre en plena forma mental y física.

close

✨Recevez gratuitement la fiche audio et la fiche d'activités de "Trouvez vos forces maintenant" de Tom Rath 📈

Je hais les spams et protège vos données personnelles

Related posts

Deja un comentario