You are here

Cómo decir lo que piensas sin herirt a los demas y proporcionando una valiosa retroalimentación

intención

Cuando se trata de la libertad de expresión, estamos de alguna manera confundidos porque este concepto no implica una visión clara de una idea subyacente: la intención.

Como sabes, hay varias maneras de hacer daño o hacer el bien. Dos son visibles: nuestros actos y nuestra palabra. Una es invisible: nuestros pensamientos. Ya sea una acción o una palabra, ambas son la planta de la misma semilla: nuestros pensamientos. Siempre tenemos la opción de plantar una semilla de una planta buena o venenosa. Por eso es necesario ser consciente de nuestro pensamiento interno. Debemos dejar que nuestra mente deambule porque es un prerrequisito para la creatividad. Sin embargo, siempre debemos tener en cuenta nuestra intención cuando actuamos o hablamos. De hecho, a veces podemos quedar atrapados en una espiral negativa que puede ser perjudicial para los demás. Por eso, necesitamos cultivar la autorreflexión que impide pasar por encima de la línea cuando se trata de interactuar con otros. Como ya sabrán, hay 8 tipos de inteligencias según el psicólogo Howard Gardner: la música-rítmica, la visual-espacial, la verbal-lingüística, la lógica-matemática, la corporal-cinética, la interpersonal, la intrapersonal y la naturalista.

Dependiendo de la sociedad en la que crecimos, podemos estar más sensibilizados a un conjunto de tipos de inteligencia. Desafortunadamente, la que a menudo se descuida y aunque es importante para la comprensión mutua es la intrapersonal.

¿Por qué es tan importante ese tipo de inteligencia?

La inteligencia interpersonal nutre a la interpersonal. De hecho, somos capaces de reflexionar sobre nuestras emociones, acciones y palabras, podemos ser conscientes y sensibles del mundo interno de otra persona. Alguien que tiene una buena inteligencia interna suele ser mucho más consciente de su intención. Puede corregir una mala palabra o una mala acción casi inmediatamente. Esta capacidad es preciosa porque permite acercamientos muy suaves y gentiles con cualquiera.
Las personas con inteligencia altamente intrapersonal son raras aunque es un rasgo más frecuente en las mujeres que en los hombres.

Hay muchas maneras diferentes de desarrollar esta perspicacia, sin embargo todas tienen en común el hecho de que se hace en soledad. Cuando te conoces a ti mismo tienes más oportunidades de comprender a los demás. Aquí hay una lista de actividades que puede practicar para desarrollar su inteligencia interpersonal: lectura, meditación, pintura, jardinería, tocar un instrumento, escribir y así sucesivamente.

Como habrás comprendido, es más importante ser comprensivo e incluso cuidadoso al interactuar con los demás que al plantear un punto. Siempre vale más preservar la relación compartiendo un comentario benevolente que lastimar «diciendo la verdad». Las palabras son una espada de dos filos que debe ser usada sabiamente. Por lo tanto, habla con la mente siempre y cuando lo hagas con un corazón amoroso.

Related posts

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com