You are here

La retirada de tierras: ¿el nuevo imperativo económico contemporáneo?

jachère


Cómo aplicar un principio de siglos de antigüedad a nuestras vidas

Los barbechos son parte del sistema de rotación de cultivos de tres años. La rotación o «rotación del suelo» estaba muy extendida en los sistemas agrícolas de cultivo medievales. El principio era que la tierra se dividía en tres partes para permitir tanto la productividad como la regeneración del suelo. Los tres pilares de este sistema eran la producción de cereales, la producción de legumbres y el descanso de la tierra – o tierra en barbecho. Este tríptico era capital y estaba bien integrado por las sociedades campesinas que apreciaban sus beneficios. No fue hasta el advenimiento de la era moderna que este sistema desapareció por completo, precisamente en la era de la agricultura industrial basada en el díptico de la producción y los fertilizantes/pesticidas.

Es razonable plantear la idea de que las sociedades de Europa y de otros lugares (el barbecho o su equivalente se ha practicado en realidad en los 5 continentes a una escala más o menos grande) poseen un inconsciente colectivo en el que hay verdaderas virtudes asociadas al descanso.

El barbecho intelectual es lo que permite alimentar el espíritu; es esencial para los artistas que integran en su organización el tiempo necesario para adquirir nuevos conocimientos, desarrollar nuevas habilidades o asimilar técnicas.

¿Por qué es importante integrar el principio de rotación de cultivos en nuestras vidas?

Simplemente porque estamos en una fase de transición: la correspondiente a la transición de un mundo industrial a un mundo «artesanal». Vamos a volver en cierta medida a una época no tan lejana a la de nuestros antepasados que vivieron en la época preindustrial. No todos somos conscientes de esto, pero no es menos cierto que este proceso está en marcha.

En las culturas preindustriales, lo que cuenta sobre todo es la calidad del trabajo de principio a fin. Por definición, los empleos de la era industrializada son un eslabón de una cadena que se puede reemplazar más o menos fácilmente. La hiper-especialización industrial crea ganancias de productividad, pero también crea la sustituibilidad, si no la banalidad de los empleados. Por el contrario, un artesano es único, las habilidades, el conocimiento y el saber hacer que domina son mucho más numerosos, no es el eslabón sino la cadena. Está compitiendo en un campo diferente, lo que le obliga a recurrir a una organización inspirada en la rotación de cultivos. ¿Cuáles son los tres pilares de esta estructura?

Producción de cereales: la frase productiva en el verdadero sentido de la palabra
Producción de legumbres: la fase semi-productiva

→ Está aprendiendo y produciendo mientras prueba nuevos enfoques para medir los resultados y la eficacia.

Barbecho: la fase aparentemente improductiva.

→ Corresponde al período durante el cual el artesano nutre su arte, su saber hacer. Está haciendo algo que parece irrelevante. Va en busca de nuevas ideas a través de la lectura o los viajes, por ejemplo.

Esta estructura se repite ad infinitum para permitir una mejora continua según un enfoque iterativo.

Related posts

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com