You are here

¿Qué energía utilizas a diario?

énergies

Utilizamos nuestra energía para producir una obra, ya sea un objeto de arte, un servicio que prestamos o cualquier otra cosa que podamos imaginar en el ámbito profesional y personal. Esta energía, este capital, se pone al servicio de una causa o de un proyecto que va más allá de lo que somos.

La energía que nos anima puede estar a veces contaminada, a veces elevada, respectivamente por interferencias o prácticas espirituales. Cuando nos dejamos intoxicar por las ideas negativas, todo lo que producimos puede quedar manchado con esta huella. Si no estamos totalmente alerta, podemos servir a su vez a las energías inferiores, ya que hemos sido drenados de lo que podría ser nuestra fuerza vital. En consecuencia, podemos tomar decisiones equivocadas y acabar sirviendo a proyectos que no son importantes para nosotros o a obras que antes despreciábamos. Por eso es más que esencial ser conscientes de nuestra propia vibración. Por supuesto, cuando estamos intoxicados, ni siquiera nos damos cuenta de que hemos cambiado. Saber cómo reconectar con las energías superiores, ya sea a través de amistades benévolas o simplemente a través de la oración, salva la vida.

También debemos tener cuidado con las falsas energías que están llenas de orgullo. Desde el exterior, parecen poderosos, pero en realidad sólo sirven a las entidades inferiores que son el ego o los deseos viles. Un pensamiento elevado y magnético se manifiesta por su calma y serenidad como un árbol centenario que es impasible al viento, a diferencia del junco que se deja mecer por sus pasiones.

Cuando conseguimos que el amor vuelva a circular en nuestro ser, expulsa todas las emociones de baja frecuencia como la envidia, los celos, la ira o el odio. Saber vivir al unísono con el cosmos es un hábito al que debemos adherirnos si queremos estar en sintonía con nosotros mismos y no alejarnos o ser arrastrados a las profundidades como una bola y una cadena atadas a nuestro tobillo.

Related posts