You are here

Tomar las decisiones correctas

faire un choix

En algún momento de nuestra vida, todos llegamos a una encrucijada en la que tenemos que tomar una decisión que nos lleva en una dirección u otra. Puede ser la elección de nuestros estudios, la carrera que queremos abrazar, el lugar en el que queremos vivir o la persona con la que queremos pasar el resto de nuestra vida. Esta dificultad se ve agravada por el hecho de que no siempre es fácil hablar de ello en su entorno. La familia no siempre es un capullo sereno en el que uno puede confiar sus secretos sin riesgo. Del mismo modo, no siempre es fácil encontrar un oído atento que tenga tanto empatía como la capacidad de entender realmente nuestro problema, ya que nuestras vidas son muy diferentes. Por supuesto, hay entrenadores que pueden tener la experiencia, el conocimiento y la compasión para ayudarnos a encontrar una solución a nuestros problemas, pero no siempre es una solución que todo el mundo pueda permitirse. Veamos una forma poco convencional de encontrar una respuesta a nuestras preguntas. Se trata de crear un consejo de pensadores.

¿Qué es un Think Tank?

Es una lista de personas que has elegido, vivas o muertas, que tienen atributos que valoras o una trayectoria que admiras especialmente. Puede que sean personas que conozcas, pero el objetivo de este ejercicio es que no sean realmente personas que conozcas. Si fueran sus amigos, sería mejor preguntarles directamente. Aquí seleccionarás un grupo limitado de personas a las que admiras y a las que harás tus preguntas más íntimas de forma virtual con regularidad e intentarás imaginar cuál podría ser su respuesta.

¿Cómo se construye un consejo de maestros?

Si eres nuevo en este ejercicio, no es necesario que tengas una gran lista de personas a las que vas a hacer tus preguntas de forma virtual. Puede empezar seleccionando una sola persona a la que le gustaría hacer un seguimiento. Debes seleccionar a esta persona porque admiras su carácter, su valor, su nobleza, su tenacidad, su capacidad para asumir retos, etc. No debes tratar de encontrar a alguien que no se adapte a ti. No tienes que tratar de encontrar a alguien perfecto, sólo tiene que tener una cualidad que quieras desarrollar en ti mismo.

Haga un balance de las cosas que le gustaría mejorar

Digamos que no tienes a nadie en mente, sólo tienes que hacer un balance de ti mismo, es decir, intentar mirarte lo más objetivamente posible. ¿Cuáles son sus cualidades? ¿Cuáles son sus defectos? ¿Qué defecto quieres combatir? ¿Qué calidad quiere desarrollar? Sólo hay que empezar por una cosa.

Seleccionar a las personas adecuadas

Digamos que te das cuenta de que eres tímido y quieres desarrollar tu valor. Tienes que encontrar personas que hayan encarnado esta idea en sus vidas. La idea es ser lo suficientemente amplio en tu búsqueda al principio, no debes detenerte en el primer resultado que te dará Google, debes ir más allá. Un buen consejo es leer rápidamente las páginas de Wikipedia de los candidatos que parecen «cualificados para el trabajo». Una vez que tenga una lista de preseleccionados (no más de 5 personas, por ejemplo), debe leer todo lo que pueda sobre ellos. Puedes leer sus biografías si las hay, escuchar las entrevistas si las han concedido, empaparte de su trabajo y su trayectoria. Cuanto más hagas este ejercicio, más te «descargarás» el software mental de la persona a la que quieres parecerte. Esto puede llevar tiempo, por supuesto, pero al hacerlo, podrá acumular docenas y docenas de modelos que podrían confundirse con situaciones en las que se ha encontrado en el pasado.

Acumulación de patrones mentales

Acumulando estos patrones, podrás actuar bajo la influencia de un guía que puede darte indirectamente las instrucciones a seguir en tal o cual caso. Cuanto más conocimiento acumules, más tendrás la impresión de actuar con el apoyo de una tribu de grandes maestros, en definitiva nunca te sentirás solo.

Repite el ejercicio con otras personas

Cuanto más leas, más podrás conocer a nuevos guías que también te ayudarán a tomar las decisiones correctas en tu vida, por lo que siempre es bueno tener un cuaderno y un bolígrafo contigo para anotar los nombres de las personas que podrían servirte de inspiración. A medida que vayas haciendo descubrimientos, podrás hacer crecer tu tribu de asesores que te ayudarán en diferentes aspectos de tu vida.

Convocar el Consejo de Ancianos

En cualquier momento del día, puedes convocar a este consejo de ancianos para que te ayuden a responder una pregunta importante que tengas. Lo ideal es acudir al experto cualificado en la materia. Por ejemplo, si no está seguro de seguir una carrera de investigación o una carrera en la industria, lo mejor es recurrir a alguien que haya tenido un recorrido similar o que, al menos, se haya planteado preguntas parecidas en algún momento de su vida.

Trabajar en ciclos, temas y periodos

Si quieres desarrollar una cualidad concreta, no tiene sentido que revolotees y cambies de tema en tu vida. Es mucho más interesante y eficaz trabajar por temas durante un periodo de tiempo más o menos largo para que sus enseñanzas calen en ti. Digamos que quieres ser más estudioso, es mejor que leas o escuches a personas que han expresado esta cualidad sólo antes de querer desarrollar tu creatividad, por ejemplo. Es posible que no obtengas el impulso que te da la concentración total. Se necesita tiempo para romper los malos hábitos; deja pasar unos 60 días para conseguir el espíritu de esta cualidad en las personas que quieres emular.

close

✨Recevez gratuitement la fiche audio et la fiche d'activités de "Trouvez vos forces maintenant" de Tom Rath 📈

Je hais les spams et protège vos données personnelles

Related posts

Deja un comentario