You are here

¿Cuál puede ser el mayor fracaso de tu vida?

succès

Mi respuesta a esa pregunta será un poco trivial, pero no se me ocurre otra. Para mí, extrañar la vida de uno es tratar de vivir la vida de otro, la vida que se nos ha impuesto, la vida que se nos ha presentado como la única opción.

La única vida que vale la pena vivir es la suya. Sin embargo, tal elección es mucho más exigente que todas las que se proponen, porque vivir la vida implica pasar por mil peligros. Vivir la propia vida es arriesgado, a menudo implica estar en oposición con la familia e incluso con los amigos. Vivir una vida digna de lo que somos nos obliga a sacar de nuestro interior, lo que a menudo requiere soledad, duda y cuestionamiento. Todo esto es incómodo y no todo el mundo está preparado para enfrentarse a tales situaciones. Es más agradable ser consolado en elecciones sensibleras que nadie llegará a desafiar excepto quizás nuestro yo interior, que gritará en la angustia tantas veces como sea posible. Estos gemidos que trataremos de silenciar lo mejor posible por las validaciones representadas por los gustos de nuestros «amigos» en la web que vienen a etiquetar nuestra adhesión a la ideología de abandonar nuestra fuente.

Porque sí, las redes sociales están ahí para emular nuestros comportamientos más gregarios promoviendo una falsa idea de autenticidad que rima más a menudo con superficialidad.

Para tener éxito en la vida, debemos ir hacia nosotros mismos, es decir, buscar la soledad. La vida moderna nos enseña lo contrario. Al captar constantemente nuestra atención, los gigantes de la tecnología han logrado crear una huida permanente de nosotros mismos. Nos inclinamos constantemente a ir a ver lo que pasa en otros lugares, a espiar la vida de los demás para olvidarnos mejor de la nuestra y, sobre todo, a olvidarnos de hacernos las preguntas correctas.

En un mundo que busca la excepcionalidad, lo mejor que puedes hacer para alcanzar esta meta es sacar de dentro de ti mismo, ir a lo profundo de ti mismo y verás, no hay dos como tú. La tragedia de nuestros tiempos es que la mayoría de nosotros nos quedamos en la superficie, temerosos de ir a ver lo que hay en el abismo de nuestro ser. Como resultado, somos clones impulsados por una falsa idea de éxito.

Related posts

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com